Loading...

Integrante del Colectivo, en el primer grupo de víctimas que fue a La Habana

In Ethical Pact, Human Rights

Una de las personas que fue seleccionada para estar dentro del primer grupo de víctimas en La Habana, fue María Eugenia Cruz, quien actualmente es miembro, entre otras organizaciones de mujeres, del Colectivo de Pensamiento y Acción Mujeres, Paz y Seguridad que impulsa el Pacto Ético.

María Eugenia es “víctima de violencia de género, desplazamiento forzado, ataques y persecución por parte de distintos grupos armados, debido a su labor como defensora de los derechos de las mujeres, en especial las víctimas de abuso sexual” (Tomado de eltiempo.com).

Como Colectivo y desde nuestra iniciativa del Pacto Ético, queremos ratificar nuestro compromiso con este hecho histórico para el país, pues sentimos que la presencia de nuestra compañera y amiga María Eugenia en la Mesa de Negociaciones, fue también la presencia y la voz de las miles de lideresas que han defendido los derechos de las mujeres en Colombia, y han sufrido la violencia de diversos actores en medio de esta guerra que nos ha herido hace más de cinco décadas.

Este primer grupo de víctimas recogió el panorama de los perpetuadores de la violencia en nuestro país y consideramos que fue significativo tener en La Habana voces que hablaran no sólo por la víctimas de las FARC, sino que evidenciaran las violaciones causadas por otros actores armados, legales e ilegales, del país. En una conversación con María Eugenia a su regreso de La Habana nos contó que “el dolor de las víctimas es el mismo, ya que en últimas no importa quién nos haya puesto como víctimas y por eso fue muy importante que hayamos ido en este grupo personas con historias distintas, que muestran lo que han sido estos años de sufrimiento para todos y todas”

María Eugenia destacó también la postura de los diferentes actores reunidos en La Habana para escuchar a las víctimas “a pesar de que habían muchas emociones revueltas, no fue difícil comunicarnos porque había una buena organización, pero además mucha disposición de las partes” y agregó, “lo que uno ve allá es apertura, escucha, compromiso, respaldo y mucho respeto por entender el dolor de nosotras las víctimas”, destacando así la importancia del diálogo para seguir fortaleciendo este proceso de negociación.

María Eugenia Cruz, también nos contó que en este encuentro, que la propuesta informal de tener una reunión de mujeres logró concretarse, surgiendo así un encuentro aceptado y respaldado por ambas partes que no estaba programado en la agenda, en donde se pudo exponer ante las mujeres del Gobierno, las FARC y los estados garantes, todas las propuestas que en Colombia las organizaciones de mujeres están desarrollando por la construcción de paz, frente a esto agregó que “el proceso de allá es clave, pero lo que se está haciendo acá, es muy importante, porque es una construcción conjunta donde la gente puede hablar y hacer propuestas, para comprometer a las personas que están sentadas allá, por eso era fundamental contar que las mujeres estamos muy comprometidas con la paz y mostrar lo que estamos haciendo”.

Además, nos comentó que tuvo la oportunidad de hablar y explicar el Pacto Ético, y dijo “esta es una iniciativa ciudadana clave para aportar en este proceso, es la base, es la forma como nos transformamos interiormente, desde la ética para transformar el país”. Así mismo nos recordó porqué hace parte del Colectivo diciendo “soy parte de este Colectivo pues creo que es fundamental un Pacto Por un País En Paz, ya que Colombia necesita una transformación social que empieza por la desmitificación de la guerra, los cambios de actitudes personales que generan conflicto y la equidad entre mujeres y hombres. No quiero que más personas en Colombia sigan padeciendo situaciones similares a las que he vivido por este conflicto y anhelo que mis hijas y mi nieta vivan en un país distinto”.

Este hecho nos llena de esperanza y nos impulsa a seguir difundiendo y trabajando los 15 caminos del Pacto Ético, que nos exigen una transformación personal para contribuir a la construcción de una paz duradera y sostenible.

Conoce aquí El Pacto Ético

No hay comentarios, sea el primero en comentar